GRIPE, DIRECTA AL CORAZÓN

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte a nivel mundial, con 17,9 millones de muertes anuales en 2019, lo que representa el 32% de todas las muertes globales1Desde hace más de 80 años, se conoce la asociación entre la gripe y las complicaciones cardiovasculares2. Diversos estudios demuestran que existe un riesgo elevado de sufrir eventos cardiovasculares tras padecer gripe3.

El efecto de la infección por el virus influenza en el desarrollo de eventos cardiovasculares es mayor que el de otras infecciones víricas3

El efecto de la infección por el virus de la gripe en el desarrollo de eventos cardiovasculares es mayor que el de otras infecciones víricas3. La gripe contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares a través de la ruptura de las placas ateroscleróticas y la respuesta inflamatoria3. Múltiples estudios han mostrado los beneficios de la vacunación antigripal en la prevención secundaria de muerte cardiovascular, eventos cardiovasculares y hospitalización4. Por ello, las personas con enfermedades cardiovasculares constituyen un grupo de riesgo al que se le recomienda la vacunación antigripal anual5.

A continuación, entrevistamos a la Dra. Amelia Carro Hevia, cardióloga y coordinadora del Grupo de Trabajo de Cardiología del Deporte de la SEC (Madrid) para profundizar en el efecto de la gripe a nivel cardiovascular y la importancia de la vacunación, como medida de prevención colectiva, para evitar las complicaciones cardiovasculares ocasionadas por la misma.

1- Las enfermedades cardiovasculares constituyen una de las principales causas de mortalidad e incapacidad a nivel mundial. ¿Cuáles son las principales afecciones cardiovasculares relacionadas con la gripe en sus pacientes?
Las más frecuentes son la hipertensión y la diabetes, dos factores de riesgo cardiovascular muy prevalentes. Y las más graves, la cardiopatía isquémica (angina de pecho, infarto de miocardio), la insuficiencia cardiaca y algunas arritmias (fibrilación auricular).

2- Aunque la gripe es una infección respiratoria, ¿cuáles son los mecanismos por los que se relacionan la gripe y los eventos cardiovasculares?
El virus de la gripe nos infecta a través de las vías respiratorias y los síntomas respiratorios son frecuentes.
Pero el virus no se queda en las vías respiratorias:

 

a. Viaja a muchos órganos, incluido el corazón, en el que puede producir daño directo del músculo cardiaco o las arterias coronarias.

b. Hace que el corazón tenga que trabajar con mayor intensidad y velocidad para vencer la infección y la inflamación. Es como tener que hacer un esfuerzo extra, un sprint, es una “competición muy exigente”. Y si no estamos preparados, se puede producir una enfermedad cardiaca aguda. Las manifestaciones de estos mecanismos pueden ser diversas: insuficiencia cardiaca, miocarditis, arritmias, infarto, incluso muerte súbita.

“La gripe puede producir daño directo del músculo cardiaco o las arterias coronarias”

3- ¿Existe un registro de los episodios cardiovasculares ocasionados por la gripe en sus pacientes? En caso afirmativo, ¿cómo se realiza esta identificación?
Los registros epidemiológicos sobre infección gripal en nuestro país se realizan a nivel nacional por el Sistema de Vigilancia de Gripe en España (SVGE), con la información que se envía desde determinados centros (llamados “centinela”). Esta es la fuente más fiable y a la que debemos recurrir para obtener información oficial. Sin embargo, entre los datos que se recogen, lamentablemente, no están las complicaciones cardiovasculares. Así que tenemos que acudir a fuentes de otros países y estudios internacionales para ahondar en el conocimiento e impacto de estas complicaciones.

4- ¿Por qué es importante que los pacientes con una enfermedad cardiovascular se vacunen frente a la gripe?
Tanto los pacientes con factores de riesgo (diabetes, obesidad, hipertensión, por ejemplo) como con enfermedad cardiovascular (aguda o crónica) están incluidos en los grupos prioritarios de vacunación antigripal. En ellos, la administración de una inyección anual permite reducir las complicaciones asociadas a una infección. Como hemos dicho, estas complicaciones pueden llegar a ser tan graves como un infarto o un episodio de muerte súbita.

5- ¿Cuáles son los beneficios de la vacuna antigripal para este tipo de pacientes?
Se ha comprobado la eficacia de la vacunación y se ve que, los pacientes vacunados tienen una reducción de riesgo de complicaciones frente a aquellos que no se vacunan de hasta un 54%6.

“Los pacientes vacunados tienen una reducción de riesgo de complicaciones frente a aquellos que no se vacunan de hasta un 54%6

6- ¿Cuál diría que es su papel, como cardiólogo, en la vacunación antigripal de sus pacientes?
Los cardiólogos tenemos que favorecer con todas las herramientas a nuestro alcance una prevención eficaz. Para ello, utilizamos tanto medidas no farmacológicas (recomendaciones como abandono de tabaquismo, mejoras en alimentación, promoción de actividad física, gestión de estrés, etc) como farmacológicas. Es interesante conocer que la administración de la vacuna antigripal es una estrategia que se realiza con una simple inyección anual, frente a la necesidad de consumo diario de comprimidos de pastillas. Y la eficacia es absolutamente comparable, incluso superior (tabla). Por lo tanto, los cardiólogos debemos incluir la recomendación de vacunación antigripal anual dentro de nuestras medidas preventivas.

El objetivo de la vacunación es evitar las complicaciones graves [...] y es una medida de prevención colectiva

7- Dada la situación actual, ¿cree que sus pacientes están más concienciados de la necesidad de vacunarse de la gripe?
Creo que hay diferentes tendencias entre la población. Por un lado, quienes perciben que la gripe no es una enfermedad importante y que no desean correr el riesgo de supuestos efectos secundarios de la vacuna (transitorios y leves, como fiebre o malestar). Este grupo no entiende que:

 

  • El objetivo de la vacunación es evitar las complicaciones graves (desde neumonía hasta fallecimiento), y que el riesgo de estas complicaciones supera con creces al de efectos secundarios leves y transitorios.

  • La vacunación no es una estrategia de prevención exclusivamente individual: las personas vacunadas están contribuyendo a reducir el riesgo de complicaciones de la comunidad. Por eso, cuidadores, convivientes, incluso niños que están en contacto con personas en riesgo forman parte de la población prioritaria para la vacunación. La vacunación es una medida de prevención colectiva. Debemos considerar nuestra responsabilidad y valorar nuestra posibilidad de contribuir de forma solidaria a proteger a quienes nos rodean.

Por otro lado, hay un sector de pacientes con una implicación sólida por su salud y convencida de que una bi-pandemia en la que coexistan virus de la gripe y Sars-Cov2 puede tener consecuencias catastróficas, a nivel de salud (complicaciones, mortalidad), pero también por el posible colapso de centros sanitarios, repercusión, económica y social. Este grupo, además de su proactividad hacia la vacunación, muestra una correcta disciplina hacia el resto de medidas preventivas (higiene de manos, distancia social, uso de pañuelos desechables, no tocarse la cara, toser/estornudar sobre antebrazo/codo, empleo de mascarilla cuando está indicado).
Finalmente, determinados colectivos muestran dudas y solicitan información. Las principales dudas surgen en torno a embarazo, lactancia y personas con inmunosupresión. Es importante resaltar que la vacunación antigripal en estos grupos no sólo no es una contraindicación, sino que está indicada de forma prioritaria. 

“Es labor de los sanitarios educar desde la información y también desde el ejemplo”

    1. World Health Organization (WHO). Cardiovascular diseases (CVDs). Fact sheets. Disponible en: aquí [Último acceso: octubre 2021].

    2. Collins SD. Excess Mortality from Causes Other than Influenza and Pneumonia during Influenza Epidemics. Public Health Rep. 1932;47(46):2159-79.

    3. Gopal R, Marinelli MA, Alcorn JF. Immune Mechanisms in Cardiovascular Diseases Associated With Viral Infection. Front Immunol. 2020;11:570681.

    4. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Recomendaciones de vacunación frente a la gripe. Temporada 2021-2022. Disponible en: aquí [Último acceso: octubre 2021].

    5. Álvarez Aldeán, J, Carro Hevia A, García Cenoz M, et al. Gripe y eventos cardiorrespiratorios: una revisión clínico-epidemiológica multidisciplinar. Esmon Publicidad, S. A. 2020.

    6. Loomba RS, Aggarwal S, Shah PH, et al. Influenza vaccination and cardiovascular morbidity and mortality: analysis of 292,383 patients. J Cardiovasc Pharmacol Ther. 2012;17(3):277-283.

    7. MacIntyre CR, Mahimbo A, Moa AM, et al. Influenza vaccine as a coronary intervention for prevention of myocardial infarction. Heart. 2016;102(24):1953-6.

LA GRIPE AUMENTA LAS
COMPLICACIONES
CARDIOVASCULARES

Los adultos mayores de 40 años sin antecedentes
cardíacos ven aumentado el riesgo de padecer
enfermedades cardiovasculares después de sufrir
una gripe.

MAT-ES-2103121 v1 Octubre 2021

HERENCIA
E INNOVACIÓN


 


La tradición de Sanofi Pasteur se remonta a más de 130 años atrás. Somos una compañía global, basada en la innovación, el rigor científico y las sinergias internacionales.