virus-respiratorio-sincitial-carga

La carga de la enfermedad por VRS atendida médicamente se mantiene a lo largo de toda la infancia1

El VRS supone cada año una elevada carga asistencial para el sistema sanitario y en conjunto una relevante carga económica asociada2.

Se ha estimado, en España, que un episodio de VRS en un lactante <12 meses ocasiona de media 9 visitas a la consulta de atención primaria y 2 visitas a servicios de urgencias2*.

Las hospitalizaciones por VRS en menores de 2 años están asociadas a importantes costes para el sistema sanitario, 6 días de estancia media en el hospital y 41M de coste medio3,4.

El VRS representa hasta un 80% de todas las hospitalizaciones por bronquiolitis en lactantes en el pico de la temporada de VRS5.

Uso de recursos sanitarios por parte de los lactantes infectados por VRS**,2

Cifras claves del virus respiratorio sincitial

  • La enfermedad grave por el VRS es impredecible y es la principal causa de hospitalización en todos los lactantes < 1 año**, produciéndose, la mayor parte de las hospitalizaciones, en lactantes sanos nacidos a término6,7.

  • El sistema sanitario y sus profesionales experimentan
    una carga sustancial debida al VRS10,11.

La carga de la enfermedad por VRS es estacional, y genera presión adicional en los hospitales durante los meses de otoño e invierno10,12,13

Durante el invierno se ponen en marcha planes, con diferentes medidas que pueden incluir:

Pero los profesionales sanitarios no son los únicos que padecen la carga del VRS; también recae sobre los padres, cuidadores y familias.15-18

Padres, cuidadores y familias pueden experimentar una carga que va más allá del alta del bebé15-19

El VRS puede producir cargas emocionales y financieras en las familias de los bebés que lo padezcan19:

El VRS es un problema importante de salud pública21,23,24 que genera una carga prolongada en los lactantes25-28,29 y sus familias16-19, carga física y mental en los profesionales sanitarios10 y un pico de incremento de recursos en los sistemas sanitarios durante la temporada.12-14
Como todos los niños están en riesgo de sufrir enfermedad por VRS,¶,6,7,30-37 es importante que los padres conozcan esta enfermedad37.

Existe una opción preventiva como Beyfortus® (nirsevimab) para proteger a todos los lactantes frente al VRS

    * De una vigilancia prospectiva basada en la población de infecciones respiratorias agudas entre niños menores de 5 años en tres condados de EEUU. El estudio inscribió a niños hospitalizados desde 2000 hasta 2004, y a niños que acudieron como pacientes ambulatorios a departamentos de emergencia y consultorios pediátricos desde 2002 hasta 2004. Los datos se extrapolaron a la población de EEUU. para estimar que entre los niños con enfermedades relacionadas con el VSR, aproximadamente 57,527 (3%) están hospitalizados, 517.747 (24%) son tratados en departamentos de emergencia y 1.534.064 (73%) son tratados en consultorios pediátricos; de estos pacientes ambulatorios, 1.256.014 (61%) se encuentran entre 2 y 5 años de edad.11

    ** De una encuesta transversal de 380 profesionales sanitarios en 20 países europeos realizada entre agosto de 2021 y enero de 2022.10

    † De una encuesta transversal de 380 profesionales sanitarios en 20 países europeos realizada entre agosto de 2021 y enero de 2022. Aumento medio del 30 % en las visitas al consultorio pediátrico durante la temporada de VSR, según lo informado por 224 encuestados; rango intercuartil: 20–50%.10

    ‡ Basado en estudios realizados en Canadá, Finlandia, Italia, España, el Reino Unido, y Estados Unidos.15-17,20,21

    § Basado en estudios realizados en Canadá y Estados Unidos.16,22

    || Basado en estudios realizados en Canadá, Italia, España, Estados Unidos, y una revisión sistemática de datos publicados en 13 países.15-18

    ¶ Porcentaje de niños nacidos sanos y/o a término entre los niños hospitalizados por VSR en diferentes análisis retrospectivos: Francia (2010-2018; en niños <5 años): 87 % sanos y 90 % a término; España (2004-2012; en lactantes): 98 % sanos y a término; Japón (enero de 2017 a diciembre de 2018; en niños ≤2 años): 90 % sanos y a término;30 Alemania (2015-2018; en bebés): 90% sanos y 83% llenos término; China (2007–2015, en niños de 28 días a 13 años de edad): 88% sanos y a término (edad media 1,4 años); Reino Unido (Escocia 2000–2011; en niños ≤2 años de edad): 93% sanos y 82% a término; EEUU. (vigilancia poblacional 2014-2015; en lactantes ≤11 meses): 72% sanos y a término.7,29-34

    1. Rainisch G et al. Vaccine 2020; 38(2): 251–57.

    2. Martinón-Torres F, et al. BMC InfectDis. 2022 Sep29;22(1):759.

    3. Wildenbeest JG et al. Lancet Respir Med. 2022 Nov 10:S2213-2600(22)00414-3

    4. Gil-Prieto R, et al. Medicine. 2015;94(21):e831

    5. Meissner HC. N Engl J Med 2016; 374(18): 1793–1794

    6. Bianchini S, et al. Microorganisms. 2020;8(12):2048.

    7. Sánchez-Luna M, et al. Curr Med Res Opin. 2016;32(4):693-8.

    8. Flores-González JC, et al. Biomed Res Int. 2017;2017:2565397.

    9. Heppe Montero M, et al. Hum Vac Immunother. 2021.

    10. Asociación Europea de Gestión Sanitaria. La carga del virus sincitial respiratorio (VRS) en el sistema sanitario en Europa. Disponible en: https://www.vaccinestogether.org/the_health_system_burden_of_rsv_in_europe_ehma_s_white_paper. Consultado: abril de 2023.

    11. Hall CB et al. N Engl J Med 2009; 360: 588–598.

    12. Mahase E. BMJ 2021; 374: n1802.

    13. Atkin C et al. BMC Health Serv Res 2022; 22(1): 17.

    14. Lefrant JY et al. Anaesth Crit Care Pain Med 2020; 39: 709–715.

    15. Carbonell-Estrany X et al. Acta Pediatr 2018; 107(5): 854–860.

    16. Mitchell I et al. Can Respir J 2017; 2017(4521302): 1–9.

    17. Pokrzywinski RM et al. Clin Pediatr (Phila) 2019; 58(8): 837–850.

    18. Gates M et al. Patient Educ Couns 2019; 102(5): 864–878.

    19. Fusco F et al. The Burden of Respiratory Syncytial Virus: Understanding Impacts on the NHS, Society and Economy. RAND Corporation. 2022.

    20. Heikkinen T et al. J Infect Dis 2017; 215(1): 17–23.

    21. Hodgson D et al. Influenza Other Respir Viruses 2020; 14(1): 19–27.

    22. Leader S et al. Value Health 2003; 6: 100–106.

    23. Barr R et al. Ther Adv Infect Dis 2019; 6: 1–9.

    24. Li Y et al. Lancet 2022; 399(10340): 2047–2064.

    25.Thomas E et al. J Infect Dis 2021; 223(5): 811–817.

    26. Abreo A et al. Clin Infect Dis 2020; 71(1): 211–214.

    27. Driscoll AJ et al. Vaccine 2020; 38(11): 2435–2448.

    28. Simoes EAF et al. J Infect Dis 2020; 221(8): 1256–1270.

    29. Piedimonte G and Perez MK. Pediatr Rev 2014; 35(12): 519–530.

    30. Demont C et al. BMC Infect Dis 2021; 21(1): 730.

    31.  Kobayashi Y et al. Ped Intl 2021; 64: e14957.

    32. Hartmann K et al. J Infect Dis 2022; 226: 386‒395.

    33. Yu J et al. Emerg Infect Dis 2019; 25(6): 1127‒1135.

    34. Thwaites R et al. Eur J Pediatr 2020; 179(5): 791‒799.

    35. Arriola C et al. J Pediatric Infect Dis Soc 2020; 9(5): 587–595 & SuppInfo.

    36. Hodges EN et al. J Infect Dis 2022; 226(S2): S148–S153.

    37. Fundación Europea para el Cuidado del Recién Nacido (EFCNI). ¿Es usted consciente del RSV? Disponible en: https://www.efcni.org/activities/campaigns/are-you-rsv-aware/. Consultado: abril de 2023.

     

MAT-ES-2303238 V1.0 Diciembre 2023